lunes, 26 de noviembre de 2007

La llama Triple Leyes





"LA TRIPLE LLAMA"

(CRISTO INTERNO)


«Llama del Fuego del Corazón denominada Cristo Interno, conformada por: Azul-Voluntad, Dorado-Sabiduría, Rosa-Amor.»

«La "Llama Triple" es la energía Divina dentro del corazón de cada ser humano, también conocida como el "Cristo Interno" o el "Santo Cristo Propio".»

Tu YO Superior y tu YO Inferior están conectados por medio de un cordón de luz y fluidos color dorado que, partiendo del Yo Superior entra por tu cabeza y se ancla en tu corazón en una llama triple de color azul, dorado y rosa. El hombre ignora esto y por lo tanto su Llama Triple yace en una célula hermética hasta que, o se lo enseñan, o alguien se la despierta voluntariamente por medio de un tratamiento en el cual hace una llamada directamente al Cristo en el corazón. Esa llamita que rompe la cápsula y comienza a arder y a influenciar al individuo es lo que llamamos en Metafísica “El Cristo Interior”. Son dos entidades vivientes, aunque separadas, pero que forman junto con la Conciencia Terrena, un solo Ser. Tú puedes, y debes, dirigirte a esas dos entidades, hablarles, amarlos, invocar la protección divina en ellos, pues son perfectos, ya lo sabes, y juntos forman ese “YO” que tú nombras constantemente y de quien debes hablar en los más altos y bellos términos. Como ves, es la eterna Trinidad.

Jamás estás solo. Ese “Cristo” en el Maestro Jesús fue el que le dijo: “Hijo, estoy siempre contigo”.

Mientras más lo pienses, lo medites y lo invoques, más cerca lo sentirás. Dale toda tu adoración y recuerda siempre que cuando estés haciendo afirmaciones muy elevadas estás hablando la Verdad porque te estás refiriendo a TU VERDAD, a tu Llama Triple.


La esencia de vida, o energía, que baja de la Presencia YO SOY al corazón humano, a través del cordón de plata, enciende la Llama Triple. La inmortal y la Victoriosa Llama Triple. Esta es Inteligencia Directiva. Corresponde a lo que conocemos como Cuerpo Mental Superior al través del cual funciona la Presencia "YO SOY" a quien Esta da sus órdenes. Es nuestro Quinto Cuerpo. También la conocemos como el "Ropaje del Cristo". El Sexto Cuerpo o Vehículo es el Cuerpo Causal y el Séptimo es el "YO SOY". A medida que la recordamos, la usamos y la ampliamos, Ella se va agrandando hasta que toma una figura "a igual y semejanza de Dios" o sea de nuestra Presencia YO SOY, y entonces se graba en la figura nuestra. Es la Conciencia Crística. Es el Cristo.

Cada grupo espiritual tiene su diccionario particular, y a nosotros nos corresponde ir reconociendo nuestras imágenes en las de los demás. En el Puente llaman a este Cristo Interior que nosotros tanto amamos y usamos, "EL HOMBRE DE ORO". Todo esto se funde en UNO en el momento de la Ascensión.


Cuando nos damos cuenta de que nuestro "patrón" tiene que ser constante para que podamos adelantar; y que no nos podemos dejar dominar por ataques de furia, de llanto, de impaciencia, sino que tenemos que poner en práctica todo lo que nos ayude a dominar el impulso, porque ya no podemos permitirnos un solo pensamiento o sentimiento que no sea cónsono con la Verdad, el Amor, la Paz, el Equilibrio, la Armonía y la Belleza, ya que éstos actúan como un Director de Orquesta, que impone lo que ve en la partitura. Nuestra partitura es el Patrón que los electrones (nuestros músicos) van a seguir.

Recuerden: Nuestro patrón es un rayo de luz en constante movimiento, vibrando a una rata de acuerdo con lo que pensamos y sentimos.


El Dios de la Armonía, el Amado La Moray, quien tiene su foco encima de la Isla de Madagascar, recomienda que al despertar y antes de poner los pies en el suelo, se piense en la Llama Triple del Cuerpo Físico, luego se visualiza la Llamita no Alimentada de cada uno de los otros tres vehículos (emocional, mental y etérico) pensándolos como tres estrellitas brillantes, y luego de pronto ampliándolas hasta reunirse con la Gran Llama Triple que ya hemos visualizado. De esta manera estaremos alimentando las tres Llamas Triples a las cuales jamás les hemos prestado atención. Una vez hecho esto, ponemos los pies en el suelo y dirigiéndonos al HOMBRE DE ORO o Cristo, lo ampliamos también, visualizándolo en nuestro corazón. Después podemos pensar en alguna virtud que deseamos desarrollar, o en algo que deseamos enviar a algún familiar o hermano necesitado. Se le pide al HOMBRE DE ORO que actúe a través de estas Llamas Triples, pues es mucho más efectivo activar las tres Llamas antes de invocarlo, ya que sin alimentar nuestras Llamas Triples estaríamos esperando que El las ampliara, y es trabajo nuestro el alimentar nuestros frutos. Después se le puede pedir a cualquier Entidad su Ayuda.


Lo que sucede es que los electrones se mueven con gran rapidez y expulsan las discordias que se encuentran en las entretelas. Todo dolor o molestia es una acumulación de discordia que los electrones no tienen suficiente impulso para desalojarla y expulsarla. Cuando se invoca a la Llama Violeta a que pase por un órgano, la acción vibratoria de los electrones se acelera de inmediato y la Llama Violeta disuelve la acumulación.

Después de pensar en tu Llama Triple, de activar las otras tres partes y seleccionar la virtud que tú quieras que actúe durante las próximas veinticuatro horas, pídele al HOMBRE DE ORO que regule los electrones de los cuatro vehículos inferiores, ampliado por el Ascendido Maestro, Director de la virtud que deseas.

Dice La Moray que te asombrara el adelanto que verás a la semana, y mayor adelanto al mes de efectuar esta práctica. También dice que verás que lo que antes te irritaba ahora se deshizo: Que sentirás tus nervios tranquilos, estabilizados, y que como toma un poquito de tiempo movilizar los electrones acostumbrados a no moverse, que lo invoquen a El, (LA MORAY), y El le darán su asistencia al HOMBRE DE ORO también.

"Por la Ley del Uno y en el nombre de la Amada Presencia Yo Soy en mí y en todos mis hermanos encamados y desencarnados'' decreto:

YO SOY la Ley del Perdón y la Llama Transmutad ora de toda acción desarmónica y de toda humana creación, mía y de toda la humanidad.

YO SOY la Inmortal y Victoriosa Llama Triple de toda partícula de Vida; y en cumplimiento al Mandato Cósmico invoco a los Amados Señores de los Elementos, Helios y Vesta, Thor y Aries, Neptuno y Lunara, Pelleur y Virgo a que purifiquen a toda la atmósfera de la Tierra, a todos los Elementales y a todos los seres humanos para devolverles todo el esplendoroso brillo original.


METAFÍSICA Libro: 4 EN 1 de Conny Méndez

2 comentarios:

Hermano de la luz dijo...

Muy importante hacer este ejercicio a diario .

De forma audaz traten que sus seres queridos hagan estos ejercicios para que sean familias de luz o Yo Soy y asciendan juntos.

Tengan la conciencia puesta en el cordón de plata o en la prescencia Yo Soy para estar siempre en la conciencia de cristo.

Anónimo dijo...

el ejercicio es el decreto que esta al final o lo quee se describe antes